Cómo ganar dinero prestando asesoramiento virtual

  • 0
  • 5. November 2015

Cómo ganar dinero prestando asesoramiento virtual

Dificultad:

Dificultad

Requerimiento de tiempo

Requerimiento de tiempo

Potencial de ganancia:

Potencial de ganancia

Paga potencial por hora

0
EUR

Puntaje CGDG:

Buenas formas de hacer dinero en CGDG.com

Los asistentes virtuales ayudan a aquellas compañías que son demasiado pequeñas como para contratar una secretaria de tiempo completo o que, a veces, necesitan delegar un poco de trabajo administrativo. Como asistente virtual tendrás horarios flexibles, trabajarás desde casa y podrás ganar hasta 250 dólares al día. ¿Te gusta la idea? Entonces continúa leyendo.

Si tienes experiencia en trabajo administrativo, esta puede ser una excelente oportunidad para convertirte en un emprendedor.

Ten mucho cuidado con las compañías que te piden que pagues una comisión antes de conseguirte un trabajo. Este tipo de organizaciones no suelen ser más que estafas. Si de verdad quisieran ayudarte, no te pedirían dinero.

¿De qué se trata este trabajo?

Un asistente virtual es alguien que trabaja como secretario o secretaria desde su casa y con su propio ordenador. Este no es un trabajo para todo el mundo: es necesario tener algo de experiencia en el tema.

Este trabajo puede requerir que realices muchas tareas diferentes. Desde atender el teléfono y enviar correos electrónicos hasta planear reuniones. Mientras más especialización requieran las tareas, más podrás cobrar por ellas. Si, por ejemplo, tienes 5 años de experiencia en marketing y manejas muy bien el Microsoft Publisher, puedes ofrecer tus servicios como especialista en este tema.

Cómo ganar dinero prestando asesoramiento virtualLas compañías contratan asistentes virtuales cuando no necesitan un empleado de tiempo completo. De esta forma, pueden ahorrar dinero y espacio en sus oficinas. Un asistente virtual no es un empleado de medio tiempo, si no un emprendedor profesional que se encarga de sus propios impuestos, gastos y equipamiento. Como asistente virtual, tu mismo serás responsable de promocionar tus servicios y encontrar clientes.

Para ser un asistente virtual exitoso, es necesario que tengas algunos conocimientos técnicos. Saber lo básico está muy bien, pero también es necesario que sepas que hacer si tu ordenador deja de funcionar en el medio de una tarea, ya que, a diferencia de un trabajo de oficina, aquí no tendrás a nadie del departamento de Sistemas para ayudarte.

Continúa leyendo

Antes de empezar con el trabajo, necesitarás algunas cosas para armar tu oficina hogareña. Primero, un servicio de internet rápido y confiable que no colapse cuando ejecutes varios programas a la vez. Luego, un teléfono y una computadora equipada con todos los programas necesarios. También es conveniente que tengas unos auriculares con micrófono para facilitar el contacto con tus clientes. Afortunadamente, podrás deducir la mayoría de estas cosas de tus impuestos.

La demanda de asistentes virtuales está en constante aumento, ya que cada vez más compañías precisan empleados temporarios. Dependiendo del acuerdo que hayas hecho y de la cantidad de trabajo, a veces es mejor cobrar por día y no por hora. El salario promedio suele ser de entre 20 y 25 dólares por hora de trabajo.

Cómo convertirte en asistente virtual

Paso 1:

Antes de empezar a trabajar como asistente virtual, es necesario que hagas una lista de las cosas que sabes hacer.

Intenta armarla considerando las siguientes categorías:

4) Aptitudes y programas que te gusta y que no te gusta usar.
Una vez que hayas creado una lista para cada una de esas categorías, debería ser más fácil decidir en qué quieres especializarte.

Intenta armarla considerando las siguientes categorías:

  1. Aptitudes y programas en los que tienes experiencia y que sabes usar bien. Pueden ser cosas como Microsoft Word, Excel, planeamiento, organización de reuniones, etc.
  2. Aptitudes y programas en los que no tienes experiencia o que no sabes usar muy bien.
  3. Aptitudes y programas que estás interesado en aprender.
  4. Aptitudes y programas que te gusta y que no te gusta usar.

Una vez que hayas creado una lista para cada una de esas categorías, debería ser más fácil decidir en qué quieres especializarte.

¿Qué necesitas?

Es necesario que te familiarices con los diferentes procesadores de texto, programas de correo electrónico y, también, de administración de contactos y planeamiento.

Lo que caracteriza a un buen asistente virtual es el hecho de estar siempre disponible. Por eso, las llamadas deberían ser atendidas antes de que el teléfono suene tres veces. Así mismo, las cartas y correos electrónicos deberían ser contestadas en el mismo día. Y si, como puedes imaginarte, muchos clientes te llamarán sólo para poner a prueba tu eficiencia.

¿Es necesario tener algún tipo especial de educación?

Obviamente, lo más importante al momento de convertirte en un asistente virtual es la experiencia. Lo recomendable sería que hayas trabajado, al menos, 5 años en el sector, preferentemente en posiciones en las que hayas tenido algo de responsabilidad.

También deberías tener mucha experiencia en todos los programas de Microsoft y, si es posible, también de Apple. Si crees que tienes que actualizar tus conocimientos en estos programas, siempre es muy recomendable anotarte en algún curso.


Paso 2: Estudia el mercado

Como en todos los casos en los que quieres empezar un negocio, debes prestar atención a qué cosas ya están siendo ofrecidas en el mercado.

  • ¿Hay demanda de asistencia virtual?
  • ¿O ya hay demasiadas personas que ofrecen este servicio?
  • ¿Cuánto cobran por este tipo de trabajo?

En esta etapa, es muy importante que analices todo con mucho cuidado y acumules la mayor cantidad posible de información


Paso 3: ¡Hazlo!

Encuentra un nombre y regístralo

Cuando eres un emprendedor, es muy, muy importante que tu negocio tenga el nombre adecuado. Será lo primero que escuchará el cliente, por lo tanto: ¡Asegúrate de que lo recuerde! Por supuesto, puedes usar tu propio nombre si quieres. Lo que no puedes dejar de hacer, sin embargo, es comprobar que nadie más lo esté utilizando. Una vez que hayas hecho esto, estarás listo para registrar el nombre de tu compañía y convertirte en un verdadero emprendedor.

Impuestos y seguros

Es muy posible que el seguro de tu casa no te cubra si la transformas en una oficina. Es importante que verifiques esto con tu compañía aseguradora para saber si necesitas modificar tu póliza.

Como emprendedor, tendrás que hacerte cargo de tus propios impuestos. Por lo tanto, asegúrate de controlar tus devoluciones impositivas anuales y de comprobar que tu expectativa declarada de facturación coincida con la real. Si no estás seguro de poder manejarlo solo, considera contratar a un profesional que pueda ayudarte.

Financiamiento y gastos iniciales

Antes de meterte de lleno en la vida del emprendedor, necesitas estar seguro que es económicamente viable. Considera que tus finanzas estarán bastante ajustadas hasta que consigas un buen número de clientes. ¿Puedes sobrevivir sin ganar dinero durante los primeros meses? Intenta ser realista: es muy importante que tengas un plan de contingencia para el peor de los casos.

Para empezar, necesitarás una habitación extra (o al menos un escritorio vacío), un teléfono, buena conexión a internet y un ordenador con todos los programas necesarios. Intenta calcular cuanto dinero deberías ganar para cubrir estos gastos y tener ganancias a largo plazo.


Paso 4: encuentra un trabajo

Inscríbete en una agencia

El primer paso para conseguir clientes es inscribirte en una agencia de confianza. Muchas estarán impacientes por tomar tu dinero con la promesa de encontrarte trabajo: ignóralas. Ninguna agencia legítima te pedirá dinero para trabajar con ellos. Que no te engañen con cosas como “comisiones administrativas”, ya que, ni bien les pagues, ya no volverás a saber de ellas.

De la misma forma, evita cualquier sitio que te prometa hacerte millonario de un día para el otro con frases del estilo de “¡Gana 1500 dólares por día!”. Si estas promesas fueran ciertas, todo el mundo sería rico. Lo mejor es inscribirte en agencias como VOT, que es una agencia gratuita que te ayuda a conseguir trabajo contactándote con compañías de todo el mundo.

También puede ser útil que te inscribas en la Sociedad de Asistentes Virtuales, un sitio gratuito con muchos recursos que te ayudarán en tu trabajo de asistente virtual. En SVA (por sus siglas en inglés) existen dos tipos de miembros: los miembros estandar y los miembros aprobados.

  • La Membresía Estandar es para todos aquellos que estén interesados en trabajar como asistentes virtuales. Estos miembros pueden acceder a los diferentes foros, en los cuales responderán a sus preguntas y podrán aprender como realizar mejor su trabajo.
  • La Membresía Aprobada es para quienes ya están trabajando como asistentes virtuales. Tu sitio web y tu correo electrónico serán verificados por la SVA y, si te aceptan, te permitirán utilizar el logo de la Sociedad y te agregarán a la base de datos laboral del sitio. Con un poco de suerte, esto hará que consigas más trabajo.

Puede ser un poco frustrante que las bases de datos laborales sean inaccesibles hasta que te aprueben como miembro, pero ten en cuenta que el sistema tiene como objetivo garantizar la seriedad de los asistentes virtuales que ofrecen allí sus servicios. De esta forma, se aseguran de mantener cierta calidad en la oferta, lo que contribuye a la industria en su totalidad.

Si bien inscribirse en una agencia es el primer paso para cultivar una buena clientela, también es cierto que esto no te garantizará trabajo automáticamente. Siempre habrá personas con más experiencia o talento que tu, por lo que debes entender que no te llenarás de ofertas laborales desde el primer día. Al principio, es probable que necesites recurrir a tus amigos, tu familia o las Páginas Amarillas para promover tu trabajo y hacerte conocido.

Publicita

Al principio, hacer que las personas conozcan tu trabajo es la parte más difícil. Conseguir tus primeros clientes no será sencillo, pero uno vez que lo hagas todo se hará un poco más fácil.

Para conseguir tus primeros clientes es necesario que sepas que tipo de empresa puede estar interesada en tus servicios. No puedes poner que ofreces tus servicios a “pequeñas y medianas empresas”. ¡Esto es demasiado inespecífico! Considera que, por lo general, sólo el 1-2% de las compañías a las que te dirijas te contestarán. ¿Crees que puedes mejorar ese porcentaje con un mensaje tan poco claro?

La mejor forma de abordar esto es haciendo una lista de todas tus aptitudes y seleccionar aquellas en las que sobresales o prefieres trabajar. Luego, piensa en el tipo de compañía que podría sacarle el jugo a tus talentos. Pregúntate por qué necesitarían tus servicios, qué puedes hacer para mejorar su productividad, cómo puedes transformarte en un recurso valioso para la compañía y por qué podrías hacer el trabajo mejor que los demás candidatos.

Para saber en que medio promocionarte, debes considerar lo siguiente:

  • ¿A qué tipo de publicaciones acceden estas compañías?¿Qué leen?
  • ¿Dentro de que círculos se mueven?
  • ¿En cuáles de estos círculos puede ser más fácil que te contactes con ellos?

Otras maneras de promocionar tus servicios

Si puedes, crea un sitio web para tu propia compañía. No es tan difícil como parece. Puedes utilizar sitios como Blogger o WordPress, que son extremadamente sencillos de usar.

Un blog es una excelente plataforma para crear un curriculum virtual en el cual promocionar tu experiencia y vender tus servicios. Allí podrás publicar reseñas y descripciones de los trabajos que hayas realizado.

Si tener un blog te parece demasiado, puedes crear un perfil en LinkedIn, donde también tendrás la opción de contactarte con otros colegas. Si eres ambicioso, también puedes aprovechar las redes sociales com Facebook y Twitter. Facebook puede ser una plataforma excelente para juntar y organizar tus contactos profesionales y personales.

En estos días, a mayoría de las empresas tienen una cuenta de Facebook y/o Twitter, por lo que pueden ser excelentes medios para promocionarte. Algunas compañías incluso publican ofertas laborales en las redes sociales, por lo que querrás estar atento.

Por supuesto, nunca debes subestimar la más antigua de las promociones: el cara a cara. Nunca sabes con quien puedes encontrarte, por lo que debes asegurarte de tener siempre a mano tu tarjeta de negocios en caso de que sea necesario dársela a un potencial cliente.

Paso 5: ¡Crea tu propio sistema!

Tal vez no parezca tan importante cuando apenas tienes unos pocos clientes, pero si de repente tienes que seguirle el ritmo a muchos a la vez, tener un buen sistema es absolutamente esencial para no morir en el intento.


Paso 6: multiplica tus aptitudes, multiplica tus ganancias

Es evidente que mientras más servicios estés en condiciones de ofrecer, más puedes cobrar por ellos. Por lo tanto, no dudes en asumir nuevos desafíos. La experiencia te hará más valioso para tus clientes.

¿Cuanto se puede ganar?

Obviamente, esto depende de que servicios ofrezcas y de si cobras por día o por hora. Las agencias cobran hasta 200 dólares diarios por cada cliente, por lo que tu ganarás, en promedio, entre 20 y 35 dólares por hora de trabajo.

Enlaces útiles

¿Quién está detrás de esto?

Mi nomber es Pablo y he probado, prácticamente, todos los métodos para ganar dinero en internet.

kalle-jensen

Pablo Patino
Fundador del sitio